IMG-BLOG

Tal como era

Marisa Morell | 30 de Diciembre de 2020 |

Más que en días, podemos contar en horas lo que queda para que despidamos 2020.

Cuando llegan estas fechas, casi todos, solemos hacer balance.

Los resultados de esa valoración pueden ser muy dispares dependiendo de cada persona, sus circunstancias y todo lo que ha experimentado bueno o malo a lo largo del año.

Sin embargo, este año, sin duda y casi por unanimidad, podemos calificarlo, al menos, como difícil y sé que muchos lo elevarían al grado de duro.

Ha habido un protagonista absoluto, el maldito virus, que ha dirigido nuestras vidas hasta límites que sólo podíamos imaginar posibles en las películas de ciencia ficción o de corte apocalíptico.

Hemos incorporado a nuestro atuendo la dichosa e incómoda mascarilla, que aunque no nos gusta nada sabemos que es imprescindible para proteger y protegernos.

Nos hemos relacionado con distancia y en la distancia, por el mismo motivo, proteger y protegernos.

Por esas mismas razones hemos estado confinados en nuestras casas, algo inimaginable.

Todos los que hemos pasado y estamos pasando por esto somos los que definimos este año como difícil.

Otras personas salieron de sus casas para ingresar en una UCI.

Algunos volvieron, otros no.

También hay quien ha perdido su empleo o teme por él.

Quien después de años de lucha para mantener su propio negocio, no le ha quedado más remedio que cerrar.

Y en el otro extremo, quien se ha visto y se ve sobrepasado por tener en sus manos la responsabilidad de sacar adelante vidas al por mayor.

Para todos ellos el año ha sido duro.

Entre esos alambres nos hemos movido, entre lo difícil y lo duro.

Por mucho que queramos no podemos envolver en papel de seda este 2020.

Al igual que hacemos balance del año que se va también es momento de poner todas nuestras expectativas en el que vamos a recibir.

Después de todo lo que nos ha caído es casi obligado pensar que 2021 se tiene que portar mejor.

Personalmente lo encaro con ilusión y esperanza.

Aunque sé que queda camino por andar, deseo y espero que el año que está a punto de entrar nos devuelva la vida tal como era.

FELIZ 2021